Algunos consejos para que sepas como enfriar el vino correctamente

December 6, 2014

 

 

Cuando un vino no se encuentra a su temperatura de consumo se debe de enfriar, incluido los vinos tintos. El estilo, el color y el cuerpo del vino determinan su temperatura ideal.

 

El tópico tantas veces escuchado de “el vino se debe de beber a temperatura ambiente”, es inadecuado. Todos los vinos se benefician cuando alcanzan su temperatura de consumo y la percepción que se tiene del vino por parte nuestra es increíblemente diferente, ya que la temperatura afecta a su aroma, tacto, sabor y calidad.

 

Cómo SI debemos enfriar el vino

1- Identificar el tipo de vino y la temperatura que necesita, es decir, si por ejemplo es blanco de barrica su temperatura será distinta a la de un vino tinto joven. Si tienes dudas acerca de cual es la correcta, te dejamos el siguiente enlace sobre la temperatura ideal de servicio.

2- Si no disponemos de un armario climatizado y necesitas enfriar el vino rápidamente, la forma más recomendable es enfriar el vino con una cubitera con hielo y agua, debido a que el agua con hielo es un excelente conductor del frío. 

3- Si disponemos de tiempo, tanto el vino blanco como el vino tinto se pueden enfriar en la nevera. El vino tinto podría necesitar de entre 30 ó 45 minutos, mientras que el blanco necesitaría entre 1 ó 2 horas y media.

 

Cómo NO debemos enfriar el vino

1- Nunca coloques hielos en la copa de vino. 

2- No utilizar el congelador para enfriar el vino.

En ambos casos, el cambio brusco de temperatura afectará dramáticamente al sabor del vino, incluso en unos pocos grados.

 

Revisar la temperatura

 

Para cerciorarte de la temperatura correcta del vino antes del servicio, utiliza un termómetro. Hoy en día existen en el mercado diversos tipos de termómetros, pero su funcionamiento es bastante similar:

 

Termómetro vidrio y mercurio: Son los tradicionales, se sumerge en el vino y se espera unos minutos a que la columna de mercurio o alcohol coloreado se detenga.

 

Termómetro infrarrojo: Diseñado para medir la temperatura a distancia y de forma instantánea sin tocar el vino, e incluso sin abrir la botella. Destaca por su precisión.

 

Termómetro digital para las botellas de vino: Se coloca en la propia botella en forma de abrazadera o brazalete y al pulsar el botón conoceremos la temperatura exacta.

 

Es importante tener en cuenta que la temperatura de la botella será un poco más fría que la del vino de su interior.

 

Fuente: www.vinopack.es

Please reload

Destacados

¿Carnes blancas, vino blanco?

April 1, 2015

1/5
Please reload

Recientes

April 20, 2016

Please reload