España ha mostrado en los últimos quince años un renacer de su industria vitivinícola, posiblemente el más pujante e innovador entre los países del Viejo Mundo. A las producciones ya tradicionales de Rioja y Ribera del Duero, se ha sumado una amplia variedad de orígenes, climas, suelos y cepas autóctonas, que han incorporado a su vez los más avanzados métodos de cultivo en viñedo, y las más modernas tecnologías en bodega.

 

En la actualidad, la producción vinícola de España tiene origen en regiones que van mucho más allá de la Rioja o la Ribera del Duero. Somontano, Empordà, Priorat, Montsant, Jumilla, Almansa, Bulla, Bierzo, Toro, Ribera del Guadiana, son sólo algunas de las regiones y denominaciones de origen que, con sus cepas autóctonas y la creatividad y cocimientos de una nueva generación de profesionales, logran vinos de perfiles diversos e innovadores que han representado un verdadero boom exportador.

 

DENOMINACIONES DE ORIGEN

 

A los efectos de calificar sus vinos, España se rige por un régimen de denominaciones de origen, administrado por juntas reguladoras regionales:

Vinos de la Tierra (VT). Están asociados a una región determinada, por ejemplo Vinos de la Tierra de Castilla o vinos de la Tierra de Extremadura). 85% de la uva que se utiliza debe ser producida en esa región, y aunque como clasificación puede considerarse inferior a las Denominaciones de Origen, muchas veces dan origen a verdaderos tesoros escondidos porque permiten una mayor creatividad de los enólogos.

 

  • Denominación de Origen (DO). Exige que las uvas provengan de una comarca o localidad, y incluye condiciones sobre variedades, productividades y técnicas de producción. Son administradas por una Junta para cada denominación. El ejemplo más conocido es el de la DO Ribera del Duero.

  • Denominación de Origen Calificada (DOC). Esta categoría exige haber sido DO durante 10 años, la uva debe provenir de terrenos delimitados, los vinos ser embotellados en la zona, y se aplican controles de calidad por parte de la Junta. Hay sólo dos DOC en España, que son la DOC Rioja y DOC Priorat.

  • Vinos de Pago. Los vinos de pago están asociados a una única bodega, que recibe este distintivo por sus peculiares cualidades microclimáticas, para producir vinos de perfiles únicos, de forma sostenida en el tiempo. Hoy en día existen en España 14 vinos de pago. Dominio de Valdepusa y Finca Elez (en Toledo y Albacete respectivamente) son ejemplos reconocidos.

 

Al interior de las DO y las DOC, los vinos suelen categorizarse de acuerdo a su pasaje por roble básicamente en dos categorías:

 

  • Crianza. Se vuelcan al mercado 24 meses luego de producidos, de los cuales 12 meses deben ser de crianza en barricas.

  • Reserva. Se vuelcan al mercado 36 meses luego de producidos, de los cuales al menos 12 meses deben ser de crianza en barricas.

 

Por fuera de esas dos categorías pueden encontrarse vinos jóvenes, sin pasaje por roble o con un pasaje menor a los doce meses de un crianza, o casos como los Gran Reserva de La Rioja, con una crianza de veinticuatro meses en barrica de roble.